La rubia y sus debilidades

Mica Viciconte se anota varios porotos: Cubero con más cuernos que un vikingo

Micaela Viciconte tuvo varios amoríos con hombres ligados al espectáculo y el mundo empresarial.
Micaela Viciconte tuvo varios amoríos con hombres ligados al espectáculo y el mundo empresarial.

Su vida dio un rotundo giro cuando llegó a Capital Federal desde Mar del Plata, buscando mejor suerte y tras haber abandonado su casa de muy joven para irse a vivir con amigas. Tras realizar un casting polémico por la historia que habría detrás, llegó a formar parte del staff fijo del programa Combate que se emite por Canal 9 y a partir de allí saltó a la fama.

Muy pronto, Micaela Viciconte pasó de ser una chica desconocida, a estar en las tapas de las revistas y a ser convocada por Marcelo Tinelli para estar en “Bailando por un Sueño”. Sin embargo, ese crecimiento profesional también estuvo signado por una infinidad de escándalos y por varios amoríos que se fueron conociendo a medida que iba creciendo su estrellato.

Sus affaires siempre fueron con hombres relacionados al ambiente artístico y empresarial. El primero de ellos fue con el productor general de Combate, Marcos Gorban, con quien tuvo una relación secreta desde que se inició el programa, incluso, en los pasillos del canal afirman que hizo un “casting sábana” para ingresar y permanecer como protagonista.

Al mismo tiempo conoció a Pitu Blázquez, con quien estuvo en pareja durante dos años, aunque esa relación se tornó insostenible por las constantes escenas de celos de Gorban, que derivó en una pelea a las trompadas entre ambos que se disputaban el corazón de la rubia. Dos meses después, Viciconte decidió abandonar el ciclo televisivo alegando malos tratos e insultos. 

Los camarines de Combate parecían habitaciones de un hotel alojamiento por los constantes encuentros entre los participantes y sus conductores. La propia Viciconte tuvo una fugaz relación con Joaquín "el Pollo" Álvarez, quien a su vez tenía fugaces citas con Laurita Fernández, mientras que esta última, también habría mantenido un amorío con el productor general.

En abril de este año, la rubia tuvo una visita íntima con un famoso dueño de un boliche de la noche tucumana y pasaron un fogoso fin de semana, cuando ella ya había blanqueado su relación con Fabián “Poroto” Cubero, por lo que crecen las sospechas de infidelidad por parte de la modelo hacia el futbolista, ex pareja de Nicole Neumann.

Actualmente, también, Viciconte mantiene una relación ocasional con quien fuera gerente comercial de Fiat Chryler Argentina y ahora es director general de la empresa, Martín Zuppi. Este mismo, le regaló un auto a modo de canje para que lo promocionara en sus redes sociales y a partir de ahí comenzaron a tener un vínculo amoroso que se estira hasta estos días.

Problemas con el fisco

De todos modos, los escándalos de la rubia modelo no se acaban solamente en sus encuentros furtivos con varios personajes de la farándula, sino que, a pesar de es una de las participantes más polémicas del ciclo televisivo Bailando por un Sueño, tiene algunos problemas tributarios y financieros.

En actualidad, el trabajo que registra hasta junio de este año es en Imagen Satelital SA, la empresa que se encarga de la distribución y creación de canales de cable. Pero al mismo tiempo se está desempeñando en Ideas del Sur, aunque al parecer cobraría en negro porque no está rubricado su contrato y, anteriormente, tampoco le pagaban los aportes patronales.

Estos desbarajustes la llevaron a tener un conflicto económico, por lo que su nombre aparece en el veraz, con una situación judicial que podría complicarse si no se resuelve ya que debe al menos 1800 pesos al banco por una cuenta corriente de la que ella misma era titular.

Lectores: 4943

Comentarios