A comer liviano

Se tiró un pedo y provocó un incendio

Una paciente se tiró un pedo y terminó incendiando la sala de operaciones de un hospital de Tokio.
Una paciente se tiró un pedo y terminó incendiando la sala de operaciones de un hospital de Tokio.

La situación se produjo en un hospital de Tokio, donde una paciente sufrió quemaduras graves después de tirarse un gas durante una operación. La mujer a quien no se le conoció el nombre por cuestiones de privacidad, estaba recibiendo aplicaciones de láser en el cuello uterino.

Al parecer mientras los médicos realizaban la práctica, la paciente se relajó y dejó escapar un gas, lo que hizo que incendiara el láser y provocara el siniestro. Según trascendió, la bata y las piernas de la mujer se prendieron fuego de inmediato.

Y si bien el equipo de salud intentó abatir la situación, aseguran que todo fue muy rápido y extraño dado que habían transitado una ocasión parecida. Asimismo, informaron que "cuando el gas intestinal del paciente se filtró en el espacio de la sala de operaciones, se encendió con la irradiación del láser”.

Por su parte, científicos comentaron que “el metano y el hidrógeno, junto a los gases expulsados por el ano de una persona hacen una combustión sumamente inflamable, aunque "es difícil exagerar cuán minúscula es la probabilidad de que esa función normal del cuerpo cause realmente un problema".

Por eso, es importante que a la hora de recibir un tratamiento con las características que presentó el de esta paciente, coman livianito y, en lo posible consideren evitar los líquidos gaseosos; ojo si es que no quieren incendiar ninguna sala hospitalaria.

Lectores: 1126

Comentarios