Calvo pero limpio

Cabeza de chota: un pelado se tatuó la frente para saber hasta dónde lavarse la cara

Juanpe Lofino se tatuó porque no sabía hasta dónde llegaba su cara.
Juanpe Lofino se tatuó porque no sabía hasta dónde llegaba su cara.

Juanpe Lofino, un muchacho totalmente pelado, tuvo que recurrir a una drástica estrategia para saber dónde se termina su cara y dónde arranca la cabeza: se tatuó la capocha.

“Llevaba años sin saber hasta donde tenía que lavarme la cara, así que he decidido tatuarme", dijo Lofino, y agregó que se trata de "una raya en la frente con el fin de saber hasta donde tengo que refregarme con el jabón y a partir de donde debo de darme con el champú cuando me ducho”. ¿Para qué se molesta en usar shampoo?

No contento con eso Juanpe, que no tiene un pelo de tondo, quiere viralizar un Hashtag en las redes sociales: #CalvoPeroLimpio, ¿Tendrá repercusión?

Lectores: 1207

Comentarios