Dando el ejemplo...

La caída: tiene un tatuaje nazi, se encamó con los empleados y llegó a diputada, pero se filtraron fotos y tuvo que renunciar

A Katie Hill parece que le gusta más la fiesta que los pretzels.
A Katie Hill parece que le gusta más la fiesta que los pretzels.
Había de todo en el despacho de la diputada: papeles, carpetas... y tijera.
Había de todo en el despacho de la diputada: papeles, carpetas... y tijera.

La diputada estadounidense Kate Hill, del Partido Demócrata, tuvo que renunciar después de que se filtraran fotos suyas enfiestada con sus empleados, cosa que los yankees prohibieron hace algunos años.

Además, en otra de las imágenes que salió a la luz, se puede ver que la legisladora tiene un tatuaje nazi. Se hace la progre, pero podría ser diputada de Bolsonaro, si viviera en Brasil.

Medios vinculados al Partido Republicano hicieron circular las fotos de Hill, que hace años se declaró abiertamente bisexual y hasta difundieron un supuesto triángulo amoroso entre ella, su esposo y una integrante de su equipo de campaña.

Pero la cosa no termina ahí, y parece que la diPUTAda tendría un amorío con uno de sus asesores legislativos, y ahí donde no se la perdonaron: podrá ser nazi, reventada y bisexual, pero ¡Dios nos libre de una representante del pueblo que se encame con su empleado"

Luego de anunciar su renuncia, a través de Facebook, Hill dijo que  no quiere que su experiencia "sea utilizada para asustar a mujeres jóvenes que deseen ser candidatas a elecciones".

 

Lectores: 3333

Comentarios